Calcuta Ondoan ONG

Está aquí: Inicio Actúa Presentación Apoya la Campaña "Por el derecho a la Alimentación"

Apoya la Campaña "Por el derecho a la Alimentación"

INDIA: SUPERPOTENCIA DEL HAMBRE

 

 

 

7.000 personas mueren al día en India a causa del hambre. 2,5 millones de personas al año. Es como si anualmente toda la población de Euskadi muriera… de hambre

El mundo produce actualmente alimentos suficientes para todos sus habitantes, aunque muchas personas no tienen acceso a ellos.  ¿Porque ocurre esto?  ¿Cómo se puede reducir el hambre? El problema no son los recursos, sino quien los distribuye

En India se ha puesto en marcha la Campaña Right To Food- Derecho a la Alimentación… ¡Apóyalo!

 

¿En la India emergente del siglo XXI  la pobreza está disminuyendo o  aumentando?

Los medios de comunicación nos presentan a la India moderna como un país emergente con un gran crecimiento económico. Pero a menudo obvian decir que  ese crecimiento implica que el 70% de su población sufra mayor desigualdad,  pobreza y hambre.

 Las cifras que se manejan actualmente a nivel mundial nos hablan de más de 1.020 millones de personas en situación de hambre. De ellas,  217 millones viven en la India emergente.

El 42% de las niñas y niños menores de cinco años sufren malnutrición en India.

El derecho a la alimentación es universal y es precisamente la India quien lo reconoce y recoge en su constitución como un derecho inherente asociado al del derecho a la vida. A pesarde ello, India encabeza la lista de los 67 países con peores porcentajes de malnutrición.

La campaña “Derecho a la alimentación” (Right to food) está impulsada por una plataforma de organizaciones sociales y de ONGD que trabajan conjuntamente para alcanzar el derecho a la Alimentación en India.

 

Estas son sus reclamaciones principales:

  • El Gobierno Indio debe luchar contra la corrupción y garantizar que las tarjetas de racionamiento se proporcionen a las familias que lo necesiten  para paliar hambre y la malnutrición.
  •  Que se distribuya arroz, aceite, azúcar y otros alimentos básicos  y que los alimentos distribuidos procedan de productores/as locales y subvencionados por el gobierno al 80%.
  •  Que las tarjetas de racionamiento  estén a nombre de las mujeres
  •  Que todas las niñas y niños hasta los 14 años reciban alimentos adecuados y nutritivos diariamente en las escuelas.

Que millones de familias puedan alimentarse no es caridad, es un derecho humano.

Si estás de acuerdo con estas reclamaciones, apoya la campaña de recogida de firmas que hemos puesto en marcha. 

No permitas que el hambre sea uno de los problemas más importantes al que enfrentarse en este siglo. Cambiemos y no seamos cómplices

 

Colabora, únete y firma: 

Pincha aquí para firmar a favor de la campaña

Pincha aquí para ver la carta que enviaremos al gobierno Indio en tu nombre

Pincha aquí para descargarte el folleto informativo

 

Vídeo "Por el derecho a la Alimentación" - Right to Food, RTF-"

Aquí debajo puedes ver el vídeo que hemos preparado para animar a las personas a firmar a favor de la campaña. ¡No lo pienses más,contribuye al cambio y firma!

 

 

MAS INFORMACIÓN

1. LA CRISIS DEL SISTEMA

Ahora más que nunca debemos preocuparnos por las consecuencias desastrosas a las que nos esta conduciendo el sistema neoliberal - heteropatriarcal y sus políticas consumistas. Es ilógico y totalmente injusto perseguir un cada vez mayor crecimiento económico y continuar sumergiéndonos en esta forma de vida que clasifica y discrimina a las personas en base a su capacidad de consumo y a los medios naturales en base a su precio de mercado.

Este es el sistema que se ha ido implementando e imponiendo también en los países emergentes, los denominados “BRICS” (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) como la India. Este país, debido a la apertura de los mercados de las dos últimas décadas, se desarrolla a dos velocidades; el “Shining India”- la india deslumbrante del crecimiento económico-  la India de las poblaciones rurales, la india real.

India registró un crecimiento del 7-8% del PIB durante la última década y a pesar de ello, no se han producido grandes avances o mejoras que hayan beneficiado a la mayor parte de la población India. El peso de la agricultura en el PIB representa únicamente el 18 % aunque emplee el 60% de su población activa.  Al contrario, ha causado un aumento de la desigualdad y de la vulnerabilidad respecto a los derechos humanos y medioambientales. A pesar de que india continua creciendo económicamente sus indicadores sociales están empeorando o incluso son peores que muchos países vecinos quienes no están gozando de éste auge económico, como por ejemplo Bangladesh y Pakistán que tienen un nivel de desarrollo medio al igual que India.

La comparación entre Bangladesh y la India es una buena referencia para empezar. Durante los últimos 20 años, más o menos, India ha crecido económicamente mucho más que Bangladesh: sus ingresos per cápita se estimaron en un 60% superiores en India que en Bangladesh en 1990 y un 98% superior (prácticamente el doble) en 2010. Sin embargo durante el mismo período, Bangladesh ha superado a India en una amplia gama de indicadores sociales. Por ejemplo, la esperanza de vida en India superaba a la de Bangladesh en 4 años en  1990, y en 2008 era Bangladesh quién superaba a India por tres años. A pesar de que Bangladesh tiene prácticamente la mitad de renta per cápita que India, sus indicadores sociales son mejores. 

 

Así, desde su liberalización económica se ha creado en India una nueva clase media de entre 200 a 300 millones de personas, pero mantiene a 800 o 900 millones de personas en niveles de pobreza o de extrema pobreza, que representan el 72% de la población, las cuales viven en zonas rurales. De acuerdo con la actual línea de pobreza del gobierno de la india, el 42% de la población de las zonas rurales viven con menos de 1,25 dólares al día.

 

2. LA POBREZA COMO CONSECUENCIA

Este sistema neoliberal-heteropatriarcal provoca que no todas las personas tengan las mismas oportunidades y la brecha entre personas ricas y pobres crezca a un ritmo vertiginoso. A modo de ejemplo, incluso en los países enriquecidos, a pesar de ser una realidad bien distinta, se comparten similitudes respecto a las consecuencias del sistema: en Europa en los últimos años ha habido un aumento de la pobreza debido a la crisis.

Según la Unión Europea, (EUROSTAT) en 2009 había 115 millones de personas en riesgo de pobreza y exclusión social en territorio de los Veintisiete (el 23,1% de la población). A su vez, según esta misma fuente en 2011 en España, un 27,2% de las personas menores de 18 años, más de 2.200.000 niños y niñas, viven en hogares cuyos ingresos se sitúan por debajo del umbral de pobreza. El 11,8 % de los menores de 14 años de Euskadi se encuentran en riesgo de pobreza (de mantenimiento) y representan el 21 % del total la ciudadanía de la comunidad autónoma (primer estudio monográfico sobre pobreza infantil, Departamento de Empleo y Políticas Sociales, 2013)

Las consecuencias de estos procesos de empobrecimiento y vulneración de derechos humanos se traducen en una sociedad más polarizada entre personas que tienen y personas que no tienen. Se trata de una pobreza más extensa, más intensa, más profunda, más crónica, asentada en una sociedad cada vez más dual.

En este contexto de desigualdad, cabe que destacar la situación de los derechos humanos en la India ha mejorado en su obligación de hacer que se cumplan, respeten y protejan, incluido el derecho a la alimentación en el marco de decisiones del Tribunal Supremo, pero siguen siendo insuficientes ya que se enmarcan en el citado sistema.

 

Repercusión sobre la equidad de género. La pérdida de derechos humanos de las mujeres

Son especialmente las mujeres las que se ven más afectadas por este sistema. En el contexto de una crisis económica multidimensional, los recortes presupuestarios en el gasto público en sanidad, educación y ayudas sociales entre otros, están afectando directamente a los derechos humanos de las mujeres, derechos que han sido muy complicados de lograr y que por la excusa de la crisis, se están poniendo en peligro. En tiempos de crisis y recortes la igualdad parece ser prescindible.

Según datos de la (EUROSTAT) UE, esta discriminación se traduce por ejemplo en el acceso a un puesto de trabajo. Las mujeres muchas veces se encuentran con requisitos diferentes a los de los hombres; al empresario le interesa saber si tiene o no hijos, su disponibilidad de horarios e incluso su apariencia física, además se estima que el salario es un 16% mas bajo que el masculinoa nivel Europeo, ampliándose la diferencia en países empobrecidos.

No solo eso,  en India vive el 15% de las personas pobres del mundo, y casi siempre, y esto no es una particularidad ni casualidad de la india, las más pobres entre la población, son las mujeres y las niñas.

 

En la India rural, la agricultura y sectores industriales relacionados emplean hasta el 89,5% del total de la mano de obra femenina. Además, son las responsables de las tareas domesticas y de las tareas del cuidado. En la mayor parte de las familias Indias, las mujeres no poseen propiedades a su nombre y no adquieren una parte de las propiedades de sus progenitores.

De hecho, algunas leyes discriminan a las mujeres en lo que se refiere a la tierra y a los derechos a la propiedad.

No solo eso, aunque la tasa de alfabetización india se sitúa por encima del 64%, el nivel educativo varía según las regiones. El nivel es también desigual en función del sexo, ya que tan sólo el 53,7% de las mujeres indias saben leer, frente al 75,3% de los varones, según el último censo oficial, que data de 2001.

India es uno de los pocos países del mundo donde hay más hombres que mujeres, en una relación de 84 a 100. Según estimaciones del programa de naciones unidas para el desarrollo en India faltarían 48 millones de mujeres. El que las niñas reciban menos alimentos y cuidados es una de las causas de que el numero de mujeres sea inferior al de hombres. Otras causas son el aborto selectivo, el infanticidio, el asesinato para conseguir otra dote o los malos tratos.

 

Repercusión sobre el derecho a la alimentación

Es paradójico que a estas alturas de la historia estemos todavía hablando del “derecho a la alimentación”, pero tenemos muestras evidentes de que es un derecho que día a día se vulnera debido, no por la falta de alimentos -la producción de cereales y alimentos a nivel mundial se ha triplicado desde los años sesenta y la población a escala global se ha duplicado-, sino por la mala gestión y distribución de los mismos, que dista mucho de basarse en principios de equidad y justicia.

 

Según el informe SOFI (Estado de la Inseguridad Alimentaria) de 2012, las regiones desarrolladas también han visto aumentar el número de personas que pasan hambre, de 13 millones en 2004-2006 a 16 millones en 2010-2012, revirtiendo una tendencia constante a la disminución en los años anteriores, desde los 20 millones de personas hambrientas que se calculaban en 1990-1992.Por lo tanto,  es evidente que los sistemas de protección social son necesarios para asegurar que las personas más vulnerables no se quedan atrás y puedan también participar, contribuir y beneficiarse del desarrollo.

De hecho, a lo largo de 2012, más de 18 millones de personas se han visto afectadas por una grave crisis alimentaria en el Sahel, causada por la sequía, las malas cosechas y la subida de los precios de los alimentos, debido al cambio climático y a las consecuencias de la política de mercado impuesta en países empobrecidos. Millones de personas dependen exclusivamente de la ayuda humanitaria para poder superar esta crisis, reconstruir sus medios de vida y ser capaces de mantener a sus familias. 

Número de personas hambrientas en el mundo

 

En India el 21% de la población vive por debajo de la línea de pobreza (cálculo basado en la cantidad de calorías ingerido), actualmente el 44% de la población infantil menor de 5 años esta desnutrida, lo que suponen alrededor de 61 millones de menores: 1 de cada 3 niños/as malnutridos/as del mundo viven en india…

 

La mayoría de los países subsaharianos, por poner un ejemplo, obtienen mayor nivel de pobreza que India pero reflejan menor nivel de malnutrición, exactamente un 28%, y un 8% en China, otro país con una enorme pobreza en zonas rurales. Según una encuesta nacional de salud familiar elaborada en 2006 en India, entre ese 44% de población infantil que sufre de infrapeso, el 39 % padece de retrasos en el desarrollo. En este porcentaje, el 20% esta desnutrida y el 80% anémica. El 60% de las mujeres sufre también de anemia…

 

3. CAMPAÑA RIGTH TO FOOD ( Por el derecho a la alimetación)

EL HAMBRE EN INDIA. LA LUCHA DE LA CIUDADANÍA A TRAVÉS DE LA CAMPAÑA RTF

Las cifras que se manejan actualmente a nivel mundial nos hablan de más de 1.020 millones de personas en situación de hambre, lo que supone un incremento de casi 200 millones de personas más desde los últimos datos reflejados en el informe de seguimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio –ODM-.

La campaña “Derecho a la alimentación” (Right to food) es una plataforma de organizaciones sociales y de ONGD que trabajan conjuntamente para alcanzar el derecho a la Alimentación en India.

El derecho a la alimentación es universal y es precisamente la India quien lo reconoce y recoge en su constitución como un derecho inherente asociado al del derecho a la vida. A pesar de los esfuerzos del gobierno en paliar este tipo de situaciones, queda patente que no se está protegiendo a los individuos y a las secciones más vulnerables de la sociedad, entre las que se encuentran las mujeres y los niños y niñas, el campesinado sin tierra, o las tribus.

Muestra de ello es que, India se ha consolidado entre la mayoría de los países asolados por el hambre en el mundo. La situación es mejor que sólo Congo, Chad, Etiopía y Burundi, pero es peor que la de Sudán, Corea del Norte, Pakistán o Nepal.

En la actualidad India tiene 217 millones de personas hambrientas y malnutridas, estimaciones que provienen del GHI (índice global del hambre) aunque la Organización para la Agricultura y la Agencia de Alimentos de la ONU (FAO) pone la cifra en torno a 230 millones. La diferencia se debe a que la FAO utiliza sólo la fórmula de la ingesta de calorías estándar para medir la suficiencia de alimentos, mientras que el Índice de Hambre se basa en criterios más amplios.

Además, se calcula que aproximadamente la mitad de los alimentos que provienen de programas de ayuda y que están destinados a ayudar a las personas más necesitadas, son desviados. 

Los datos son alarmantes (censo India 2011)… INDIA, LA SUPERPOTENCIA DEL HAMBRE: India encabeza la lista de los 67 países con peores porcentajes de malnutrición del mundo: 

  • 7.000 personas mueren al día de hambre. Esto supone que al año, mueren 2.5 millones de personas por esta causa, más que la población total de Euskadi.
  • 200 millones de personas se van a dormir a diario con hambre ( 20-30% de la población total)
  • 217 millones de personas

Las medidas destinadas a la mejora de las situaciones de malnutrición infantil se basan únicamente en programas asistencialistas que siguen sin atacar la raíz de los problemas. Así, la mayoría de los expertos y expertas apoyan un cambio estructural basado en los puntos que se citan a continuación y que son algunos de los pilares fundamentales de la campaña Right to Food:

  • El desarrollo de un sistema de información efectivo sobre las reservas de alimentos y la fluctuación de su precio dependiendo de las otras variables (atmosféricas, combustibles, etc.)
  • La inversión en tecnología agraria para inmunizar a las comunidades más pobres de los efectos del clima
  • La creación de sistemas de vigilancia y seguimiento,

Además, desde el RTF,  se reclaman  cinco exigencias necesarias para el cumplimiento de este derecho:

  1. Efectividad del derecho a la alimentación en el marco de una político de soberanía alimentaria
  2. Respeto, protección y garantía del derecho a la alimentación como derecho humano fundamental.
  3. Revisión de políticas públicas y dotación de suficientes recursos para garantizar la efectividad del derecho a la alimentación.
  4. Respeto d el derecho a la alimentación por parte de las políticas o acuerdos suscritos por la comunidad internacional.
  5. Impulso del  desarrollo agrícola, en el que se que involucre a los pequeños agricultores/as, especialmente a las mujeres. De esta manera se aumentará la eficacia en la reducción de la pobreza extrema y el hambre al generar empleos para las personas pobres.

Calcuta Ondoan apoya la campaña a través de su contraparte en la India, Udayani, y aboga por un nuevo modelo, la soberanía alimentaria.

Udayani es una organización india con la que Calcuta Ondoan trabaja desde hace 8 años. Udayani se unió al movimiento en 2010. Desde un primer momento se vio como una gran oportunidad unir la estructura organizativa de las Asociaciones de Mujeres impulsadas desde los proyectos de empoderamiento, con la lucha pacífica y organizada por la consecución de sus derechos.

La primera de las movilizaciones llevadas a cabo en esta campaña de Udayani con Right to Food, fue un gran éxito de movilización ya que las mujeres de las Asociaciones con quienes trabajamos tienen un gran ímpetu. Además esta primera acción y las siguientes están significando todo un cuestionamiento de roles para ellas mismas y especialmente para sus maridos quienes tradicionalmente habían sido los que realizaban las protestas, huelgas etc. y han visto como han sido las mujeres quienes no han tenido ningún reparo en alzar sus voces contra las injusticias sociales. Así que el resultado ha sido doblemente beneficioso.

 

4. CONCLUSIÓN

Si no tomamos las medidas oportunas ahora, el hambre se convertirá en uno de los problemas más importantes al que enfrentarse en este siglo. Es importante hacer la distinción entre países empobrecidos y enriquecidos en orden a conceptualizar el problema en un marco histórico, pero no tanto para vislumbrar el futuro ya que este sistema impone unas normas en las que tarde o temprano países enriquecidos pasaran ya a no serlo. Cabe reseñar que ya se esta haciendo una distinción entre países del norte y sur de Europa.

De sobra conocido es que el capitalismo, que el sistema neoliberal, tiene caducidad, la cuestión es: ¿cuándo vamos a tomar cartas en el asunto?, ¿cuánto más vamos a aguantar? y sobretodo, ¿qué nos aporta este sistema como colectividad?

Por lo tanto es necesario hacer reflexionar a la ciudadanía sobre estas situaciones y las relaciones locales y globales, y asumir responsabilidades desde el paso a la acción, la movilización y la organización ciudadana, individual y colectiva.

 

Nos enfrentamos a una crisis global que precisa de una multidisciplinar y profunda reflexión para redefinir los elementos básicos de la sociedad y la ciudadanía global, desde la justicia, la equidad y la sostenibilidad. Cambiemos y no seamos cómplices.

Gracias a vuestras firmas podremos empezar a cambiar las cosas, apoya la campaña RTF.

 

¡ACTÚA!

 

 

Está aquí: Inicio Actúa Presentación Apoya la Campaña "Por el derecho a la Alimentación"